Dos nuevos murales en Mendoza (Argentina)

La artista ha pasado ya por ciudades como Salónica, Barcelona o Bilbao. Recala en Mendoza gracias a una colaboración entre el Gobierno Vasco, la municipalidad y el centro vasco “Denak bat”

De mano de la UNESCO, el pasado año fue invitada por Naciones Unidas a Ginebra para trabajar la educación para la transformación social. Ha realizado residencias artísticas en países como Francia, Suiza o Italia. 

MENDOZA. Un mural de 125 metros cuadrados en La Ciba, un centro que será referente feminista en Europa desde Barcelona. Un túnel de más de 300 metros pintado con pinturas minerales que reaccionan sólo al entrar en contacto con el agua y que resisten a las meteorológícas más adversas o un proyecto muralístico el País Vasco de 300 metros cuadrados en el que participaron, en el pintado, más de  500 personas. Esa es la tarjeta de presentación con la que la artista contemporánea vasca Irantzu Lekue llega hasta Mendoza.

Hace dos meses Lekue presentaba en la Galería Govedarou Art Gallery de Salónica (Grecia) su última exposición. Hasta final de año, parte de su obra se encuentra en el Museo Itsasmuseum de Bilbao. Pero Irantzu Lekue trabaja estos días en un mural de más de 250 metros cuadrados en Mendoza. Es el segundo: la semana pasada realizó otro en la escuela Avelino Maure de Godoy Cruz: junto con las alumnas y alumnos de la escuela.  No será el único que realice en Argentina: el jueves comienza con una nueva obra artística en el Centro Vasco Denak Bat y el día 14 llegará al sur del país, invitada en la Cuarta Bienal de Arte de Neuquén, en la sección Museo a cielo abierto.

La lista de ciudades en las que la artista vasca ha trabajado desde que empezó a darse a conocer en las calles de Vitoria a finales del siglo pasado es muy larga. En todas ellas, sus conocidos y reconocibles murales dejan huella y no sólo visual. Lekue se ha destacado por su compromiso social. Trabaja el artivismo y eso le llevó a ser denunciada por llevar a cabo una ocupación artística de un edificio -propiedad de un banco- que debía haber estado destinado a la formación de artistas.  Muestra de su compromiso es también la escultura instalada en la ciudad de Vitoria – Gasteiz que recuerda la lucha de las mujeres en las huelgas de 1976 que se cobraron la vida de siete trabajadores, asesinados por la Policía española cuando salían de una iglesia tras una asamblea.

Mural gigante en Barcelona

La última gran obra de esta artista contemporánea es la desarrollada en Barcelona (Catalunya). Se trata del mural participativo para la transformación social Temps de Dones, en La CIBA, un edificio emblemático, de más de 6.000 metros cuadrados que se convertirá en referente en Europa al estar dotado con el equipamiento más puntero desarrollar las políticas de género, innovación y economía feminista. El título del mural hace referencia a la canción ‘Les temps de cerises’ y a la Comuna de París, y representa diferentes generaciones de mujeres que se liberan unas a otras, la más destacada es una niña que simboliza el futuro y el relevo generacional.

Irantzu Lekue llega a Argentina tras concluir también la obra “Loreen abstrakzioa” que comparte con los pájaros del prestigioso artista vasco Jose Luis Zumeta y parte de los colores y formas que el artista utilizó para la creación de su instalación escultórica. Según indicó “he querido reinterpretar el interior de las flores. Las aves de Zumeta dotan al espacio de un contexto y yo he apostado por adentrar la obra en las profundidades de la tierra a través de las flores”. La intervención de Irantzu Lekue se unía así a las realizadas en la localidad de Usurbil por grandes artistas vascos como Jose Luis Zumeta, Remigio Mendiburu, Alejandro Tapia o Iñaki Olazabal. El siguiente será Judas Arrieta. En Errekaleor su mural luce, por ejemplo, juntoao otro del reconocido street art-er italiano “Blu”.