El proyecto Nomadak concluye su doble intervención artística en Bergara

La artista contenporánea vasca Irantzu Lekue y el argentino Esteban Loeschbor son los creadores de las obras. Siete artistas fueron seleccionadas en esta residencia artística nomada a través de la via del Vasco Navarro entre Bergara y Estella. Colaboran además con artistas locales.

“La intervención era muy difícil. Por eso decidí apostar por una intervención diferente que mezcla lo pictórico y el collage. Hemos recuperado los planos históricos de la primera locomotora que llegó a Bergara”, ha explicado Irantzu Lekue.

.

BERGARA. El proyecto Nomadak avanza a buen ritmo a través de la antigua vía férrea del Vasco Navarro. Los siete artistas internacionales que comenzaron la residencia artística en la Fábrica de Creación Dinamo de Azpeitia se encuentran desarrollando diferentes obras en pueblos como Bergara, Aretxabaleta o Eskoriatza. Hasta el momento son cinco las intervenciones que han realizado en el Alto Deba y el viaje continua ahora hacia Araba y Nafarroa. 
 
En Bergara, la intervención ha sido doble y ha unido a dos reconodidos artistas: el argentino Tomás Loechbor “Ban Pesk” y la vasca Irantzu Lekue.  Ambas obras están ya concluidas y han tenido una gran acogida por parte de vecinas y vecinos de la localidad que subrayan la importancia de volver a tener elementos que recuerdan el paso del histórico tren. 
 
Según ha explicado Lekue, su intervención, que inaugura el recorrido entre Bergara y Lizarra apuesta “por recuperar elementos que fueron icónicos”. Así ha elaborado varios collages. “He trabajado en la recuperación de billetes originales, horarios y planos”. Para ello ha trabajado junto al experto en la historia del tren Vasco Navarro Javier Suso. “Estamos muy contentos porque hemos recuperado un plano muy especial: el de la primera locomotora que llegó a Bergara. La trajeron hasta aquí tirada por bueyes y esa foto histórica es la que plasmo en la cara que está justo debajo de la Ertzain Etxea”. Debajo del la carretera que lleva a la circunvalación la intervención continua con varios collages con las que la artista ha querido recuperar la memoria histórica. “He hablado con varios jóvenes que me han preguntado qué es lo que dibujaba. Desconocían que el tren hubiese pasado por allí . Algunos pensaban que allí estaba la vieja estación de autobuses y, la verdad es que han sido las personas más mayores quienes mejor han acogido la intervención”, ha explicado. La intervención concluye con una seguda intervención pictórica y una foto histórica. “La he seleccionado porque el tren está conducido por una mujer y en mis obras siempre apuesto por recuperar y poner en valor el papel de la mujer, ocultado y escondido hasta ahora”.
Gorka Artola, alcalde de Bergara ha destacado el impacto delas intervenciones. “La verdad es que han tenido una gran acogida. La gente está muy contenta por recuperar la memoria, la historia de este tren que partía de Bergara”, ha destacado.

 

Esteban Loechbor y las algodoneras de Bergara

El punto de partida a partir del cual he creado la pintura en el túnel de Gabiria ha sido: La historia del tren vasco navarro. Las palabras claves sobre las que trata la intervención son: pasado, presente y futuro, recuperar, resistir, encuentro, superposición, mixtura, diversidad, identidad, intercambio.

El blanco sobre el cual empezó a construirse la intervención representa el terreno, neutro. El contexto geográfico y punto de encuentro de ideas y pensamientos diferentes. El verde y el rojo como opuestos o complementarios, que se encuentran y superponen, con diferentes intensidades generando una gran variedad de tonos.

El presente se encuentra representado a través de especies vegetales encontradas en los alrededores del río, que acompañaba en momentos el trayecto del tren. Estas plantas fueron registradas mediante fotos y cianotipias los días anteriores a la intervención.

Para remitirme al pasado pinté, también, plantas de algodón, haciendo alusión a la industria textil que tuvo gran importancia en la historia de Bergara. Luego, el futuro se encuentra reflejado en especies vegetales, también registradas mediante cianotipias, reforzando así la idea de que el futuro se construye a partir de intercambios y cruces que continúan sucediendo en la medida en que las personas viajan y llevando consigo aquello a lo que asignan valor.

He decidió remitirme a la naturaleza, como metáfora de resistencia y recuperación. La naturaleza, igual que el arte, no piden permiso. No alza la voz para manifestar su intención… simplemente reclama su lugar. La historia del hombre y el desarrollo de las comunidades y sus identidades se encuentra marcados por los intercambios con otros grupos humanos y culturas donde los caminos y medios de transporte han jugado un rol importante.

Al final la identidad se encuentra en permanente transformación y se construye de la mixtura. He pensado en un paralelismo entre mi labor y la del tren. Llevar y traer generando condiciones para futuros intercambios.

El proyecto Nomadak – “El trenico”, apoyado por el Departamento de Cultura del Gobierno Vasco a través de la convocatoria Bitartez y por todos los Ayuntamientos de Debagoiena une bicicleta y street art recorrerá varias localidades de Gipuzkoa, Araba y Navarra a través de la antigua Via Verde del Vasco Navarro. Lo hará hasta el próximo 21 de noviembre para concluir oficialmente en Estella, si bien alargará su camino hasta el Mercado 948, el Mercado de las Artes de Navarra. Artistas procedentes de todo el mundo forman el grupo, junto con la colaboración de artistas locales.