Blog

ARTgia presenta en Madrid el proyecto EmART

EXPOSICIÓN. El instituto de la Juventud (INJUVE) reune desde esta semana en Madrid todos los proyectos beneficiarios de sus ayudas para la creación en la modalidad de artes visuales, una exposición en la que Álava está presente a través de ARTgia. En concreto el espacio impulsado por Irantzu Lekue comparte la experiencia del programa EmART, que en 2018 ayudó a Sara Berasaluce, Marina Suarez y Beatriz Perales.

 

Nota de prensa: Gana el miedo

Gana el miedo Mila esker ARTgia sorgune & aretora gerturatu zareten guztioi. Os hemos citado para la rueda de prensa más triste que me ha tocado dar. He decidido renunciar a llevar a cabo el mural “Bienvenida – Ongi etorria” en la Avenida Gasteiz 81. 

Renuncio a pesar de que el mural está acordado y firmado con los y las vecinas, propietarias de la fachada, a pesar de tener todos los papeles en regla y tener todos los servicios contratados, a pesar de las horas invertidas en planificación y elaboración del proyecto y en el desarrollo del proceso participativo. A pesar del esfuerzo de las más de 40 personas que han participado en el proyecto, del tiempo que las asociaciones o los coros, todas juntas, hemos invertido.

Renuncio para que la polémica se establezca en los cauces de los que nunca debió salir; alrededor de una mesa, de la negociación y del acuerdo.

Renuncio al mural en la Avenida Gasteiz 81 por la presión a la que estoy siendo sometida directa e indirectamente. Presión que sufrimos tanto nosotras como los vecinos del inmueble en cuestión y a los ataques personales fruto de esta campaña deleznable. Quiero comenzar con una recapitulación de los hechos.

En verano de 2017 el equipo ARTgia desarrolló tres proyectos muralísticos para la ciudad de Vitoria – Gasteiz. Se trató del primer concurso público organizado por el Ayuntamiento. Los 16 murales anteriores se habían adjudicado sin concursos. Este hecho, sólo este hecho supone un avance por el cual queremos felicitar al equipo de gobierno que tomó, por fin, una decisión que ningún gobierno anterior había tomado. Se nombró un jurado en el que participaron diferentes técnicos municipales de extensa trayectoria que fue el que valoró todos los proyectos que se habían presentado.

Nuestros tres proyectos fueron los más puntuados por el tribunal, fueron los ganadores, pero, las condiciones eran férreas y castigaban a las personas emprendedoras:

  • Para desarrollar un mural no hacía falta facturación en el ejercicio anterior.
  • Para desarrollar dos, se requería una facturación de 74.380 €.
  • Para desarrollar los tres se requería una facturación de 111.570€

Nosotras acabábamos de empezar y carecíamos de ejercicio anterior por lo que tuvimos que renunciar a dos murales que recayeron automáticamente en otra empresa.

Escogimos el más completo, el proyecto más redondo.

La idea original era la de realizarla en José Erbina. No pudo llevarse a cabo: no era la prioridad de las vecinas. Creemos en la participación ciudadana y las reuniones con los vecinos dejaron claro que preferían que se acometieran antes otras medidas que canalizaron al Ayuntamiento. Seguimos con la lucha y comenzamos entonces a buscar una nueva pared que fuese acorde con el proyecto. Que estuviese en una entrada de Vitoria – Gasteiz. Que trabajase el concepto de bienvenida, que trabajase la primera impresión al llegar a nuestra ciudad y encontramos la de la Avenida Gasteiz, 81. Comenzamos a trabajar y cuando estábamos desarrollando el proceso participativo ha estallado la polémica. Un proceso en el que han participado vecinas, vecinos, asociaciones, comerciantes.. un modo de trabajo que se basa en la ciudadanía y que tiene como fin mejorar el entorno y crear puentes entre las personas. Nuevas formas y colaboración frente a viejas maneras de hacer. Un debate público que es muy interesante, enriquecedor pero que con el paso de los días ha ido convirtiéndose en tóxico. Como sabéis el Colegio de Arquitectos ha propiciado un debate público que Vitoria – Gasteiz debe abordar. Yo misma mostraba mi acuerdo con las ideas clave del primer texto que presentaron. Cuestionaban la cantidad y los criterios de los murales del Casco Medieval.

Estamos de acuerdo. Nosotras desde que creamos ARTgia, hemos defendido eso, que el Casco Medieval cuenta ya con muchos murales y que la ciudad es mucho más. Nuestra decisión desde el principio ha sido la de no intervenir en el Casco Medieval en escala “macro”. Ellos cuestionan los criterios o que una misma empresa haya realizado todos los murales sin concursos públicos. Nosotras también. Por eso, en septiembre de este año, renunciamos a presentarnos al concurso para que otras muralistas pudieran presentarse y que la ciudad gane en creación y las artistas en posibilidades de desarrollar sus trabajos.

Pero si hasta el otro día compartiamos el fondo, que no las formas, en la posición de algunos arquitectos, su cambio de discurso nos ha desconcertado.. La semana pasada el problema era el Casco Medieval y su sobrecarga muralística. Hoy el problema son también los barrios. Los hechos, en cambio, demuestran que lo que no les gusta es unir la participación ciudadana y el arte. Y que no les guste es muy lícito. Tan lícito como que a las personas de Vitoria – Gasteiz no nos gusten algunos edificios. Respeto a los gustos sí, críticas, también. ¿Imposiciones a la creación artística y zancadillas a otras disciplinas artísticas que cumplen con todos los requisitos? Es una línea roja que han sobrepasado. ¿Que los vecinos tienen miedo? Normal. Yo también. Llevamos tres días sufriendo una campaña deleznable. Mañana, seguro que hay cambios en las votaciones.

Recordemos que la pintura mural ha existido desde nuestros orígenes y que ha dado color siglo por siglo a la arquitectura. Desde el paleolítico con las pinturas rupestres, durante la antigüedad y la época románica. Del renacimiento, al barroco y en el Rococó y durante el modernismo… En el siglo XX, muralistas como Diego Rivera devolvieron la presencia de la pintura mural, grandes arquitectos como Le Corbusier

han utilizado los colores primarios en sus proyectos al estilo Mondrian, y artistas como Nestor Basterretxea han diseñado murales para dar color a grises fachadas. Si hoy no vemos algunas, es porque no se han mantenido o incluso porque el edificio ha sido destruído para construir en su lugar otros a la “moda”.

Estoy triste y sorprendida. Sorprendida por el poder que ciertos grupos de presión pueden llegar a tener en nuestra ciudad. Gana el miedo. Sinceramente, no me imaginaba que un grupo sectorial pudiera llegar a tener tanto poder. Poder para intentar legislar por encima de los partidos políticos del Ayuntamiento. Poder y estatus que sirve para saltarse canales de paricipación, mejores o peores, pero canales, para volver a las maneras de siempre.

Me sorprende y me ha molestado también la escasa formalidad en la elaboración de un discurso cambiante y poco contrastado. Poco contrastado porque el martes, cuando nos reunimos con uno de sus representantes desconocía, por ejemplo, que el edificio blanco y su poesía visual habían sido ya intervenidos. El edificio blanco y su poesía visual lleva meses revestido de negro en su parte central, en el Hotel General Alava. El edifico empieza más adelante, después está revestido y llega hasta el antiguo Restaurante Lagardere. ¿Dónde estaban? ¿preparando esta suerte de caza de brujas? Lo cierto es que antes de saltar a los medios de comunicación no lo habían comprobado. Poca seriedad por solicitar la paralización de una obra a través de los medios de comunicación. Chocante, cuando con el discurso se está animando a establecer cauces legales y el cauce son los tribunales a los que no han acudido.

Como he dicho, me retiro y dejo la vía libre para que el Colegio de Arquitectos encabece ahora la lucha por la poesía visual de este edificio que tiene “cierto” valor -desconociendo lo que significa “cierto”-. Si su lucha es franca así lo harán porque lo objetivo es que la “poesía visual” no es tal con el revestimiento. Porque Vitoria – Gasteiz va a ganar si el Colegio de Arquitectos logra que el cartel que cuelga de la pared deje de lucir roña y óxido. Y sino, seguirá así, con el revestimiento y con el óxido. Quiero acabar de forma propositiva. Invitando a un debate sosegado. Apoyo que se establezcan criterios como piden el Colegio de Arquitectos pero quiero dejar claro que hacerlo así es propio de lobbys, de élites que no han sido votadas. Lo mismo hicieron cuando hace unas semanas pidieron, para ellos, el edificio histórico de la gasolinera de Goya, en la Florida. También podía haber sido la Casa de las Mujeres, el Museo del vino o el de Mercedes Benz. Pero pedir y ejercer presiones a golpe de titular está fuera de lugar.

Mi propuesta es la de la elaboración de un mapa de paredes “muralizables”. Para ello, confío plenamente en la diligencia del cuerpo técnico de la administración pública. Y en la creación de puentes con los sectores afectados directamente. Con las arquitectas y arquitectos del territorio y con el tejido creativo. Un marco para el acuerdo. Un marco para terminar con episodios tan desagradables y agotadores. Unmarco de colaboración, multidisciplinar, de hibridación, que se base en el respeto entre disciplinas. Por último, una nota de género. El muralismo ha abierto una puerta para la visibilización del arte producido por mujeres. Mujeres artistas que hemos sido tradicionalmente invisbilizadas. En un momento en el que algo está cambiando, con fallos, con errores, con posibles mejoras pero cambiando, considero erroneo el planteamento y la campaña que en sus comienzos yo misma apoyaba, pero que al paso de los días deja entreveer un rechazo al trabajo muralistico. Considero que esta práctica artistica no solo beneficia a la ciudad de Vitoria-Gasteiz, desde un punto de vista artístico y creativo, sino que, además, visibiliza y da valor al trabajo realizado por mujeres artistas que en algunos casos son también jóvenes. Esta polémica nace a partir de una entrevista a un grupo de hombres artistas, sin presencia de ninguna mujer. Puede que sea pertinente abordar este tema también, desde la perspectiva de género, en la arquitectura y también en la cultura y el arte. Lo dicho, renuncio a realizar el mural en la Avenida Gasteiz porque si algo han logrado es quitarnos la ilusión, que es la gasolina de este y cualquier otro proyecto.

Gana el miedo. El infundido por los grupos de presión. Pero alguien tendrá que explicar en qué es mejor una ciudad triste, con óxido y sin colores. Eskerrik asko.

Quiero agradecer públicamente la labor y el tesón de personas que trabajan activamente por mejorar esta ciudad, día a día. Me refiero, en especial, al departamento de participación ciudadana, al propio Alcalde, a las personas o cargos públicos que estos días nos habéis escrito, llamado y que os habéis preocupado. Y cómo no a los vecinos a los que, como a nosotras, esta polémica ha pillado en medio. En días como hoy y con campañas así parece imposible pero… seguiremos. Programando cultura, trabajando en y por el arte y apostando por unir la participación y las actividades artísticas por la transformación social. Esker mila. 

Irantzu Lekue y Unesco Etxea comienzan desde Falerina con el proyecto #FemRights

“El objetivo es el de generar un marco de reflexión crítica en torno a la situación de los derechos humanos en el mundo, con especial énfasis a los derechos vulnerados de las mujeres”, explican

El proyecto comienza con tres acciones artísticas itinerantes que se desarrollarán en el Casco Viejo -Jardin de Falerina-, Judimendi y Lakua y apuestan ”por acercar a nuevos públicos al arte desde la perspectiva de género y los derechos humanos”

GASTEIZ. El Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz aprobó en junio la resolución de la convocatoria anual “Derechos Humanos y creación artística” que organiza el servicio de Cooperación junto con el Centro Cultural Montehermoso. La propuesto mejor puntuada fue la presentada por UNESCO Etxea y la artista y muralista Irantzu Lekue denominada #Fem_RIGHTS que comenzará su andadura este próximo sábado 18 de agosto desde el Jardín de Falerina. Allí la artista alavesa desarrollará las primeras piezas de un “micro-mural” que creará basándose en dinámicas de participación diseñadas “ad hoc” para el nuevo proyecto. “Entre todas las personas que participen vamos a crear una única obra de seis metros en la que se plasmarán diferentes artículos de la declaración universal de los derechos humanos”. Estas acciones se desarrolarán el 18 de agosto en Falerina, el 25 en Judimendi y el 9 de septiembre en la Plaza Euskaltzaindia, frente a la estación de autobuses. 

El proyecto se enmarca en la conmemoración del 70 aniversario de la declaración universal de los Derechos Humanos, abordando más específicamente, la vulneración de derechos que sufren las mujeres. Incluye acciones de calle, la grabación de piezas audiovisuales y una exposición que se podrá ver en Montehermoso entre el 27 de noviembre de este año y el 13 de enero de 2019 y ocupará toda la primera planta del centro. Según explica la responsable de cultura de Unesco Etxea Jessica Domínguez “es un proyecto muy amplio, muy completo y que iremos desgranando poco a poco” y que nace con el objetivo de generar un marco de reflexión crítica en torno a la situación de los derechos humanos en el mundo, con especial énfasis a los derechos vulnerados de las mujeres, valiéndonos del poder comunicativo de diversas expresiones artísticas, e involucrando a la ciudadanía de Vitoria-Gasteiz. 

Naciones Unidas

Este nuevo proyecto que se pondrá en marcha el próximo sábado nace fruto de la colaboración de Irantzu Lekue y Unesco Etxea. Emana del viaje que realizaron en marzo a Ginebra las artistas y gestoras culturales Elssie Ansareo, Irene Basilio Intxausti, Irantzu Lekue, Leire Martínez, Jone Otero y Arrate Velasco al Consejo de Derechos Humanos de la ONU donde asistieron al 37º período de sesiones del Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas. Fue entonces cuando Lekue comenzó a trabajar lo que ha denominado como muralismo para la transformación social, un muralismo que apuesta “no sólo por mejorar estéticamente los entornos próximos sino por crear nuevas redes y sinergias entre comunidades”. Según explica, “cuando nos aproximamos a experiencias creativas nuestra mirada cambia y eso influye en como miramos el mundo; si somos más o menos empáticas; si estamos dispuestas a entender otras realidades…” Domínguez señala también que “en la medida en que una persona aprende cosas, las transmite también a terceros. Y añade que tiene ganas de escuchar voces expertas, voces que vienen de otras realidades y que ponen en valor, en un contexto como el de las Naciones Unidas, el arte y la cultura”. 

FemRIGHTS tiene como objetivo general difundir el compromiso con los derechos humanos como un proyecto compartido de la sociedad alavesa ante las instituciones internacionales, participando activamente en la campaña conmemorativa del 70 Aniversario de la Declaración de los Derechos Humanos de Naciones Unidas, “Defendamos la equidad, la justicia y la dignidad humana” #StandUp4HumanRights,  y en la campaña de las instituciones vascas “Gracias a los Derechos Humanos – Eskerrak giza eskubideei”.Con esta premisa el proyecto se marca como objetivo específico, divulgar el valor de los derechos humanos e impulsar su promoción, reivindicación y defensa entre la ciudadanía para participar en la celebración del 70 Aniversario de la Declaración de los Derechos Humanos.

Zuia acoge el último proyecto de Irantzu Lekue: un mural para tejer comunidad

30 vecinas y vecinos participan en la obra, que se inaugurará el próximo lunes en Murgia

Murgia, 27 de julio de 2018_ Tres semanas han empleado las vecinas y vecinos del valle de Zuia para crear un mural en el frontón Jai-Alai, bajo la dirección de la artista vitoriana Irantzu Lekue. Y el resultado es espectacular.

En palabras de la muralista, “el proyecto ha tenido muy buena acogida desde el principio y estamos muy contentos con todo lo que hemos vivido. Quiero agradecer su implicación al pueblo de Zuia. Y también felicitarle por el resultado. Quienes han participado, así como las personas que se han acercado estos días a verlo, nos han dicho que les ha gustado mucho. Yo estoy orgullosa, porque es para todas ellas”.

Los ejes de esta iniciativa, impulsada por el Ayuntamiento de Zuia, han sido precisamente la participación ciudadana y la transformación social. Con el hilo conductor del arte, el euskera, el género y las tradiciones. El muralismo de Lekue aspira a mejorar el mundo, por dentro y por fuera. Y también a crear y a tejer comunidad. Así, a través de un proceso propio, la artista y el pueblo de Zuia han trasladado a la fachada del Jai-Alai varios símbolos de su pasado y presente. Entre otros, un niño y una niña, una mujer ordeñando una vaca, un puente, una bolera, un panal de abejas, un hayedo y la cruz de Gorbeia, ¡cómo no!

Las imágenes se esconden aún tras los andamios.

Irantzu Lekue llevará el “muralismo para la transformación social” al mayor encuentro de centros culturales no gubernamentales de Europa

TEH85 reúne bajo el auspicio de ZAWP a más de 90 entidades europeas en un espacio compartido de trabajo y filosofía

Serán tres los días de networking, conferencias, debates y talleres en los que participará la artista vitoriana. El mural de 15 metros de largo por cuatro de alto se inaugurará el sábado
BILBAO. Los más de 90 centros culturales no gubernamentales integrados en Trans Europe Halles (TEH) han elegido Bilbao para su encuentro anual TEH Conference 85, que se celebra en la ciudad del Nervión del 23 al 27 de mayo próximos. Allí se encuentra la artista y muralista vitoriana Irantzu Lekue quien está desarrollando un mural de 15 metros sobre la ría de Bilbao. “El mural repara en la memoria del lugar, un espacio en transición con una vasta historia que tendrá como lienzo un muro muy degradado de la Calle Olagorta. Relatará la tradicional actividad portuaria del lugar y tiene como objetivo el de realizar un pequeño homenaje a Bilbao”, ha explicado. Una iniciativa que ha apostado también por renovar la degradada señaletica de la zona y que según han indicado fuentes de ZAWP “será gratuita para los talleres de la zona”. 
 
La muralista y directora de ARTgia sorgune & aretoa ha explicado que se trata de “un mural que servirá de conexión entre la teoría y la práxis” para las dos charlas que ofrecerá en las jornadas dirigidas por ZAWP. Según ha explicado, “la idea es poner en práctica el concepto de learning by doing. Interiorizar el concepto mientras se lleva a cabo la acción”, subraya. “Vamos explicar nuestras técnicas de participación ciudadana y nuestra apuesta por mejorar los entornos estética pero también socialmente, creando puentes y utilizando el arte como vehículo para la transformación social”. Irantzu Lekue ha explicado que desarrollará estos conceptos valiéndose de la experiencia “y nivel de conceptualización” adquiridos en marzo en Ginebra, durante su estancia en la sede de las Naciones Unidas junto a Unesco Etxea hasta donde acudieron seis artistas vascas acompañadas por la directora del centro, Arantzazu Acha. “Llevamos mucho tiempo trabajando la transformación social junto a diferentes agentes culturales y educativos, apostando por crear un nuevo ecosistema cultural que valora el arte por el arte y que apuesta además por utilizarlo como vehículo, como herramienta. La estancia en Ginebra ha supuesto un salto cualitativo, un enorme paso adelante en la definición del muchos proyectos, entre ellos, el de los murales para la transformación social”. “Que el TEH85 se celebré en Bilbao supone una oportunidad para crear sinergias con otros proyectos europeos con los que tenemos muchos puntos en común y para seguir trabajando desde lo local con perspectiva global”, ha explicado la directora de ARTgia sorgune & artera. 

Espacio en transición
Lekue ha explicado el especial interés del proyecto que está desarrollando en Bilbao desde el domingo ya que está trabajando “en una zona en transición como la península de Zorrozaurre, en Bilbao” desde la que se han impulsado proyectos y generado empleo en espacios industriales en desuso y que a finales de 2018 comenzará a desaparecer como parte del proceso del Master Plan vigente. El master plan del proyecto fue diseñado por la prestigiosa arquitecta Zaha Hadid y supone la transformación de la península en una isla. Bajo el auspicio de ZAWP, Bilbao acoge la TEH Conference 85, un espacio para compartir lo aprendido y aprender de otras experiencias. Durante el encuentro se abordará la naturaleza transitoria de los centros culturales y proyectos no gubernamentales que marcan el paso en Europa.

Eduard Miralles, presidente de Interarts, inaugurará este encuentro de más de tres días, que estará precedido por dos sesiones de capacitación en modelo de negocio y desarrollo de centros culturales no gubernamentales, titulado Factories of Imagination. Junto al experto, han confirmado su asistencia en un larga lista de nombres que crece día a día: Augusto Paramio, coordinador del programa Cultura, Europa creativa; Ainhoa González, de Zineuskadi; Emelie Storm, de la sueca Röda Sten Konshall; Aysegul Sonmez, de la turca Sanatatak; Francesco Campagnari de la italiana Interzona o Elisabeth Wulff-Werthner de la alemana Zentralwerk.
En paralelo a los workshop del programa, TEH 85 celebra una serie de actividades transversales como las noches de flamenco y jazz, juegos y el ciclo de cine documental La ciudad sí es para mí, realizado en colaboración con Zinebi. Tanto el eje central del programa como sus colaterales están abiertos a todo tipo de público.