Arnasa 01

El Castillo Etxauzia de Baigorri fuente de inspiración de Irantzu Lekue para la serie “Arnasa 01”

Los elementos más antiguos del castillo datan del siglo XI. Fue requisado por los nazis en la II Guerra Mundial, alojó a Charles Chaplin y fue propiedad entre otros, de la actriz Eleanor Boardman

Estrechamente ligado a varios acontecimientos de la historia navarra la campaña de la asociación Etxauzia tiene como objetivo la compra del castillo para destinarlo a fines culturales y de promoción económica de la zona


GASTEIZ. La muestra se compone de seis cuadros de gran formato que tienen como centro al Castillo Etxauzia de Baigorri “su historia y su entorno, su pasado, su presente y también su futuro, ligado al proyecto Etxauzia que ha nacido para revitalizarlo, como lanzadera de sueños e ilusiones”. Del castillo existen referencias desde el siglo XI y ha estado estrechamente ligado a varios acontecimientos de la historia navarra. El proyecto comenzó con la estancia de la artista vasca Irantzu Lekue en Baigorri, “con el contacto con sus gentes y con su entorno”. Así durante varios días desarrolló obras paisajísticas y figurativas del entorno de Etxauzia “reparando en el entorno, en las vistas de Etxauzia o en el pueblo desde las viñas que lo rodean”, explica Lekue. “Un marco idóneo para crear” del que emana la serie Arnasa 01 donde las obras están creadas en técnica pictórica mixta a través de una pincelada dinámica, “similar a la impresionista, que representa la fugacidad de la luz en el instante a plasmar in situ”.

La segunda fase del proyecto ha sido, en cambio, desarrollada en el taller de la artista. “La idea inicial era la de trasladarme a la costa para enlazar el interior con el mar, con el escenario de la migración de miles de personas de Zuberoa o la Baja Navarra a otros lugares y indagar en la conexión que realiza Etxauzia entre ambas”, afirma. Sin embargo, las constantes lluvias impidieron la ejecución de obra en el entorno natural y, de este modo, la obra formada por cuatro lienzos que forman un conjunto pictórico de 4 x 2 metros, “representa un mundo imaginario, proveniente de los sueños, surrealista, que unifica mar e interior a través de un castillo translúcido que alberga en él el encuentro de la diáspora, la historia del lugar, un pueblo y una cultura”.

Proyecto inspirador

Etxauzia o Etxauz fue propiedad de Harry d’Abbadie d’Arrast, asistente de Charles Chaplin, guionista y director de cine en Hollywood durante los años veinte y treinta del siglo XX pero, a día de hoy es propiedad de un matrimonio afincado en Miami. Los ciudadanos de la comarca están decididos a comprarlo y al proyecto se han unido escritores como Bernardo Atxaga, Harkaitz Cano, Itxaro Borda, Katixa Agirre o Marie Darrieussecq; cineastas, como Oskar Alegria, Aitor y Amaia Merino o Sylvie Garat; bertsolaris como Maialen Lujanbio, Miren Amuriza o Amets Arzallus; y artistas como Santos Bregaña, la propia Irantzu Lekue, Alicia Otaegui, Marga Berra Zubieta o Nerea de Diego. El científico Pedro Miguel Etxenike, los directores de teatro Fernando Bernués y Mireia Gabilondo, los dantzaris Jon Maya y Oier Araolaza, o músicos como el ex ‘Oskorri’ Natxo de Felipe, Mursego, Joserra Senperena, Joseba Tapia y Juantxo Zeberio.

La vocación de esta iniciativa apoyada por estos artistas es la de convertir el Castillo de Etxauz en un espacio expositivo interactivo sobre la propia historia del castillo, así como del patrimonio cultural navarro, mediante un programa de visitas multilingües, conferencias, exposiciones y excursiones. También en una mediateca, así como en un centro de archivos y de investigación genealógica. El proyecto también se adentra en otros ámbitos. Nace con la intención de convertirse en un «punto de encuentro entre los navarros y la diáspora vasca para promover los intercambios y los reencuentros, facilitar la investigación genealógica y ofrecer un lugar de acogida». En palabras de los responsables de la asociación, «queremos ser la madre de las euskal etxeas repartidas por todo el mundo». En este sentido, el servicio de genealogía que ofrecerá Etxauzia reviste especial interés para los vascos de la diáspora.

Para conseguirlo la asociación Etxauzia consiguió reunir más de 100.000 euros de 2.500 aportaciones en una primera fase de la campaña. Ahora y hasta septiembre, tratará de conseguir otros 400.000 que sirvan para abonar el adelanto de la compra del castillo y para poner en marcha el programa de actividades que acogerá el futuro centro ubicado en Baigorrri. Por de pronto, se ha marcado el objetivo que llegar a entre 15.000 y 20.000 donantes.

El Castillo de Etxauz está situado en un promontorio rocoso de Baigorri -a 36 kilómetros de Bayona-, ha pasado buena parte de la historia de la Baja Navarra de los últimos diez siglos. Aunque sus elementos más antiguos datan del siglo XI, «el castillo fue ampliamente reconstruido a finales de siglo XVI y el interior reorganizado en los siglos XVII, XVIII, y posteriori ente en el siglo XIX». Con una planta de 400 metros cuadrados, el castillo consta de dos plantas, más una bodega y una ganbara. Además, dispone de unas tres hectáreas de terreno que permitirían la celebración de actos al aire libre.

Date: septiembre 8, 2017

Category: ARTivismo