Trabaja el arte social y el arte conceptual por medio de las instalaciones artísticas, el videoarte, la pintura y la escultura. Ha ganado el Primer Premio Videotalentos de la Fundación Santander, el Primer Premio Memorias fotográficas de la Fundación Canal o el Welcome Donostia 2016, entre otros.

DONOSTIA. La artista vasca Irantzu Lekue vuelve a Donostia. Lo hace, en este caso, a través de la Galeria Vetus ART que expondrá a partir del jueves 23 de febrero seis obras de la alavesa. Lekue regresa con estas obras a Donostia pocas semanas después de la instalación artística urbana”Aztarnak” que desarrolló el pasado mes de diciembre en la explanada de Sagüés con 10.000 botellas iluminadas y que puso punto y final al programa Olas de Energia de la Capitalidad Cultural Europea DSS2016. Las obras que expondrá en el local de la Calle Hernani son “de pequeño y mediano formato y algunas de ellas han sido expuestas en exposiciones como ART Madrid”. Lekue ha explicado que se trata de “piezas diversas que abarcan la pintura escultórica, la escultura pictórica y la experimentación con diferentes materiales y versan sobre temáticas que me afectan tanto a nivel personal como social”.

Licenciada en Bellas Artes por la UPV/EHU ha cursado estudios en la Universidad de Granada, en la Universidad de la Laguna de Tenerife y en la Accademia di Belle Arti di Perugia (Italia). Postgraduada en fotografía en el Master Photoespaña: Teorías y proyectos artísticos en la Universidad Europea de Madrid y en cine, con titulación Oficial Internacional Bachelor in Creative Media Production, en la Escuela Superior de Comunicación, Imagen y Sonido (CEV) de Madrid y en la Universidad de Essex (Inglaterra).

Sus obras se caracterizan por su labor de concienciación social. Mediante diversas técnicas, ha elaborado obras que analizan la condición de la mujer, las injusticias sociales, el cambio climático, la vida y la muerte y la propia existencia. Durante los últimos años ha incidido en la reivindicación y en la accesibilidad a través del arte.

En su práctica artística ha pasado por diferentes etapas que han marcado su obra. Comenzó con obras introspectivas que reflejaban diferentes estadios como la enfermedad del cáncer, las crisis de identidad, la soledad, el bullyng, la muerte o los abusos sexuales. Posteriormente sus trabajos han ido variando hacia una temática cada vez más social como el género, el racismo , la memoria histórica o a las injusticias socio-económicas, utilizando el arte como herramienta para activar pensamientos en torno a situaciones hegemónicas e injustas en diferentes ambientes sociales; todas muy ligadas al arte social.

Instalaciones artísticas

Sus obras invitan a las personas espectadoras a formar parte de las mismas y a poder interactuar con ellas, para promover la participación, reflexión y la autocrítica. Es por ello que la artista realiza acciones en el espacio público con el fin de provocar algún tipo de reacción en la ciudadanía convirtiendo al espectador en partícipe o parte de su obra. Su praxis artística le ha llevado también a ser denunciada ante los tribunales como ocurrió con la ocupación artística del Edificio Krea de Vitoria-Gasteiz. Sus instalaciones artísticas se caracterizan por estar compuestas de reiteraciones de objetos cotidianos que se distribuyen a través del espacio, descontextualizando el objeto, resignificándolo y permitiendo una infinidad de lecturas.

 

Obras en Vetus ART

Casette (in memoriam)

Obra en vidrio fundido. Representa la añoranza ante objetos actualmente en desuso, pero que han sido importantes en nuestro pasado inmediato. En este caso, representa la huella de un cassette, rememorado por la artista.

 

Ghandi llora por injusticia

Obra pictórico- escultórica, que representa a Mahatma Ghandi, cuyo ojo lloroso está tapado por la injusticia, representado por una balanza de la justicia invertida. Llora por la injusticia de clases, por el mal uso del capital, y por el desmembramiento social que supone esta situación social. Llora por la falta de humildad y de humanidad.

Obra seleccionada en Art Madrid.

 

Máscara

Obra abstracta que representa la dualidad entre el bien y el mal, la invitación a pasar, a observar y la negación o el cerrar los ojos. El expresionismo de sus pinceladas sueltas permiten distinguir una máscara que alude a la falsedad, a la ocultación del rostro. Obra realizada en óleo.

 

Pensamiento único

Este árbol no posee ramas, no crece hacia arriba, sino hacia abajo. Sus ramas formadas por embudos nos llevan hacia el interior, anulando la propia evolución. Cada rama, es un embudo, por el que todos tenemos que pasar si queremos ser parte de esta sociedad. Se trata de una alegoría del pensamiento único, la anulación de lo diferente, la imposición de unos valores estructurales que impiden la evolución de la persona.

Obra seleccionada en Art Madrid.

 

Zauria

Esta obra matérico pictórica pertenece a un tríptico titulado “Proceso cicatrización”. Representa mediante el volumen y los colores una herida en proceso de abrirse o de cerrarse. Formó parte en la exposición individual “IndiaSensations”, donde aludía a la discriminación y maltrato de la mujer y a las consecuencias que esto genera.

 

Begirada

Begirada es una obra tallada en mármol de Carrara, que la artista transportó durante una semana hasta lograr tallar la pieza.

Representa las formas de mirar las cosas, ampliando o reduciendo la perspectiva. La artista ha sentido en su trayectoria un fuerte vínculo con los vanos o agujeros, transportadores y canalizadores de energías, que nos llevan a reflexionar en torno al futuro incierto y lo desconocido.